¿SÍ ÉSTO NO ES VIOLENCIA ECONÓMICA, ENTONCES QUÉ SERÁ?

Compartir:

Encontrar casos aberrantes y preocupantes como: 1. En nuestro bello país cuesta más un litro de simple agua, que uno de leche (por cuanto un litro de agua vale en el mercado mil quinientos pesos, al campesino le pagan los monopolios e intermediarios del agua y de la leche 700 pesos por litro, para luego colocarlo a más del doble en las tiendas y supermercados de cadena y grandes superficies. 2. La descomunal desigualdad entre el salario mínimo de un obrero raso, con el de un senador. 3. La abismal diferencia de precios de los alimentos cultivados y producidos por el campesinado colombiano, frente a la utilidad de los intermediarios, es desproporcionalmente absurdo e inentendible, con el ingrediente de encontrarse la intermediación en su mayor parte cartelizada y en contra de la economía de las grandes mayorías, con el complemento de que nadie dice ni hace nada.

Será que situaciones como las descritas y enmarcadas en los numerales relacionados del 1 al 3, no nos dicen ni nos demuestran nada, en particular sobre la abierta y desconsiderada violencia económica que durante toda la existencia se ha experimentado en Colombia, ocasionando desde luego superiores daños a la economía de las familias que conforman las inmensas mayorías, puesto que las pequeñas minorías además de usufructuar las ventajas del poder político, con el que en verdad y a la postre siempre consiguen, es ubicarse en supremacía económica y social, dejando en el atraso y desolación a la mayor parte de los colombianos, con muy pocas y exiguas oportunidades, máxime si esas mismas dificultades se padecen en educación, pues lo económico es fundamental para poder brindarle estudio de calidad a nuestros hijos y descendientes.

De otro lado y no contentos con el lucro del poder político, gran parte de la clase política (más proporcionado llamarles politiqueros), en tanto dedican su actividad a la abierta, desconsiderada y descarada práctica de la corrupción con los recursos públicos, ya que sin ningún recato, acto de constricción o reparo alguno, se apropian o hurtan (roban) los presupuestos destinados para obras de infraestructura y de beneficio social, los desaparecen sin miramiento de ninguna naturaleza, llevándolos a sus finanzas y arcas propias, verbigracia lo acaecido en los últimos tiempos con REFICAR, ODEBRECHT, El Carrusel de la Contratación en Bogotá, Las Regalías, la Alimentación y la Salud de los niños en la Guajira, entre muchos más.

Recursos que con toda frecuencia van a parar a paraísos fiscales, para luego ser un imposible su recuperación, por tanto los desaparecen en cuentas cifradas o a nombre de testaferros, y nunca o a muy largo plazo van a retornarlos al país, con mayor veras sí la actuación de la Justicia en nuestro medio, es de complacencia para con dichas conductas, encontrando en muchas ocasiones entre ellos (Justicia y Politiqueros), se tapan con la misma cobija, de ahí que no ocurra ni suceda nada, y en caso de llegar a surtir efecto la acción de la Justicia, lo más grave que les puede suceder, es que paguen penas irrisorias y en excepcionales lugares de reclusión, cuando no es su casa de habitación; luego parar esa costumbre de la corrupción que la politiquería colombiana, transformada en ley y comportamiento perenne, de dicha forma es un imposible, adversamente las repercusiones son de más impulso y favorabilidad.

Lo anterior, solo pada referirnos a una diminuta muestra de lo que nos ocurre a nivel nacional, en tanto que en el plano internacional, se pueden advertir también los desbastadores efectos de la Violencia Económica, aquella a la que las Grandes Potencias o países más adelantados, someten a sus pares que por una u otra razón se quedaron en posiciones desfavorables (en pobreza y subdesarrollo), por cuanto es totalmente innegable su afán de proporcionarnos tecnología, sí, ¿pero a qué precio?, mientras que por el otro lado, las materias primas representadas en los recursos naturales, son explotados por las multinacionales y trasladadas en bruto a países adelantados,  en donde los refinan, los tratan y utilizan en la elaboración y producción de aparatos tecnológicos.

Lo cierto es que cuando nos los devuelven, ya transformados, le aplican sin ninguna contemplación, una abismal diferencia de precios, ocasionando dicho sea de paso una exagerada y catastrófica desigualdad entre lo que compran y lo que venden; pues adquieren materia prima regalada (mucho ojo, con regalías a los gobiernos supuestamente para lo social y obras de infraestructura, recursos que en su mayor parte son motivo de saqueo), doble efecto ocasionado a los países pobres, en particular a sus pueblos en tanto que los ataques furibundos en lo económico proviene tanto de los privados como de sus mismos gobiernos y su conjetural organización gubernamental.

Es igualmente cierto y evidente, que nunca aparece la más diminuta señal de procurar justicia en precios, mucho menos intentar un mercado ético y humanitario; por ninguna parte asoma una pizca o la más nimia señal de humanidad, solidaridad, amistad ni de filantropía, los mercados en su mayoría son persas y andan enloquecidos aplicando a diestra y siniestra, la especulación, el monopolio y el oligopolio que ocasiona la avaricia y las ansias de unos pocos por dominar a los demás, por asirse del poder al precio que sea y de la forma que sea, con mayor razón si a través y valiéndose de él pueden hacer lo que les plazca o les dé su real gana, momento en donde salen a relucir la envidia, el egoísmo, el egocentrismo, la avaricia, la idolatría y los caprichos personales, males y enfermedades sociales que abundan en toda la tierra, en donde (duro de decirlo), tristemente habita el ser humano

En el universo entero, se observa una carrera desenfrenada por el dominio del poder político y del socio-económico entre potencias, pudiendo también ver en paralelo, que la mayor parte de países que luchan por el progreso y desarrollo, una vez logran cierto avance, de inmediato entran a colocar condiciones y exigencias parecidas o iguales a las de los que los tenían o a los que estaban sometidos, supuestos países mentores y/o amigos, equiparables a los ultimátum y condiciones de sus anteriores verdugos-

Y ¿qué decir de los cada vez más onerosos y encarecidos impuestos?, aquellos que desde la posición del dirigente dominante es muy fácil y lo más sencillo de disponerlos y crearlos, con mayor veras, sí gran parte de ellos, desde antes de ser estatuidos o establecidos, ya los cuentan como recursos propios de sus arcas personales y enormes capitales o fortunas que amasan por medio y a través de la corrupción como su máxima estrategia de política y de gobierno; cosa y efectos distintos ocasiona en las grandes mayorías, toda vez que es a éstas a las que se les origina superiores daños y deterioros en sus finanzas, pues una medida de tal naturaleza, a la postre genera es mucha más pobreza, ya que mengua posibilidades económicas de las mayorías, en consecuencia lo que se logra, es cerrar toda y cuenta oportunidad puedan tener las mayorías en el actual sistema.

Sí por el lado del Capitalismo las cosas son sumamente o difíciles al extremo, qué decir de lo que ocurre, por los lares de quienes practican y profesan el pensamiento progresista, entre ellos el Comunismo, el Socialismo, la Tercera Vía y las tendencias de Centro (Centro-Izquierda y Centro-Derecha), “para la muestra un botón”, dice un adagio popular; con solo observar lo que ocurre en Latinoamérica con Cuba y Venezuela, dichos países, son el ejemplo patético del fracaso y de la hecatombe a la que se someten los pueblos que se equivocan al optar por cualquiera de los sistemas que se impulsan y promulgan con pensamientos de izquierda.

Innegable que los argumentos expuestos para alcanzar y desarrollar cualquiera de las tendencias existentes hasta el día de hoy en el planeta, son en realidad discursos trasnochados, desactualizados, totalmente atrasados e inservibles y desafortunados, que por rutina y costumbre nuestra clase dirigente actual y del pasado, se aprendieron la retahíla y lo único por lo que se esfuerzan es por repetir como autómatas o loros lo aprendido, discursos repetitivos en momentos de campaña, cuando de dirigirse al pueblo de las mayorías se trata, porque a la hora de la verdad, nunca ni en instante alguno los han comprendido, ya que no han podido ser realmente eficientes, todo lo contrario, siempre han sido inoperantes e inconducentes, llevando a las mayorías al estado de desesperación y desesperanza perenne, por falta y ausencia de resultados positivos en favor de las grandes mayorías.

Viendo el panorama surgen algunas preguntas obvias y a lugar, entre muchas: 1. ¿Sí esto no es violencia económica, entonces qué será? 2. ¿Cuál y cuántas experiencias en Latinoamérica, habrán sido exitosas con los sistemas hasta hoy aplicados? 3. ¿Cuál y Cuántos Gobernantes en Colombia, habrán sacado tan solo un instante a los colombianos de tan desastrosa problemática socio-económica, durante el historial de vida republicana?; 4. ¿Será que el pueblo colombiano está contento y satisfecho con la situación socio-económica actual del país, o será que las mayorías reclaman un cambio inmediato en la administración y gestión de sus necesidades, empezando por las básicas de subsistencia y permanencia en ésta vida? Tanto la Respuesta como la solución, las tiene las Grandes Mayorías, escogiendo bien por quién votar; mucho cuidado por el RSH. 5. ¿Qué decir de la Intermediación del dinero (los bancos)?

Y una 6. ¿Será que si mantenemos el estatus-quo de toda la vida en Colombia, con dicho modo de administración, gerencia y gestión del Estado, sí encontraremos salida solución a la problemática socio-económica que por toda la vida les ha tocado o han tenido que vivir por obligación las grandes mayorías de la población colombiana?

Hasta aquí, el diagnóstico y el lloriqueo, realidad que todo el pueblo conoce al haber tenido que vivir en tal instancia por obligación, dentro de esa descuadernada y desorganizada forma de administrar, gerenciar y gestionar el Estado, las instituciones que lo conforman y las necesidades que acorde a competencias les corresponde su atención y satisfacción, pero que de manera inexplicable, ninguna entidad ha podido hasta hoy, cumplir bien y fielmente con las funciones y misiones asignadas por Constitución Política y la Ley, habiendo alcanzado un estadio adverso y perverso de la pobreza extrema generalizada o extendida sobre las mayorías, causando estragos, con el agregado de la tediosa violencia y delincuencia, ayudando a empeorar la situación, al no fallar ni faltar su presencia, ni por un solo instante en la Interacción Social en cualquier parte del territorio nacional.

La respuesta y solución, está y se da con el RSH (Realismo Social Humanitario), creando una Verdadera y Fortificada Base Económica, de manera tal que entre todo el pueblo y en masa, creemos nuestras propias oportunidades, para sí mismos, la familia y la sociedad en conjunto, con las OFA´s (Organizaciones Familiares Autosuficientes), poniéndole fin a la aterradora y demoledora violencia económica eterna, acción certera con la que se da inicio a la transformación real de nuestra querida Colombia.

La pregunta final y tal vez la más correcta, para cerrar de manera consecuente e inteligente el presente ensayo es: ¿Será pecado y absurdo, o de pronto no será indicado, proponer un cambio del Capitalismo Salvaje actual, del Comunismo y el Socialismo horroroso y catastrófico que están viviendo hoy en día varios pueblos Latinoamericanos, por un Capitalismo Social Humanitario (CSH), con la Innovadora Corriente de Pensamiento del Realismo Social Humanitario (RSH)?, Que quien se oponga lo haga de manera decente y exponiendo argumentos valederos, que le permita a las mayorías cambiar de opinión o de concepto, eso sí con la exigencia del pueblo de no volver a reincidir en el acceso a las falsas promesas ni a las mentiras de toda la vida.

CORONEL ® ANTONIO JOSÉ ARDILA TORRES                                                                                                  ESPECIALISTA EN CONVIVENCIA Y SEGURIDAD INTEGRAL

Compartir:

Esta entrada tiene 22 comentarios

  1. This is really fascinating, You’re an excessively skilled blogger. I have joined your rss feed and look forward to searching for extra of your fantastic post. Additionally, I’ve shared your website in my social networks!

    1. Buen día.
      Cordial saludo desde Bogotá-Colombia.
      Feliz por la acogida que ha tenido el RSH y nuestro sitio, cada vez se expande más y más por el mundo, máxime sí llegan personas sensatas, conscientes y consecuente con lo que nos ocurre en diario vivir de nuestra Interacción Social. Recordemos siempre y nunca olvidemos: “Unidos Somos y podemos más”, máxime si conocemos y aplicamos los principios y postulados del RSH hacia el CSH. Vamos x el Cambio. Un abrazo AJART. Mil gracias y por favor ayudemos a cambiar.

Deja una respuesta

Cerrar menú
×
×

Carrito