FRECUENTES Y REPETITIVOS ENGAÑOS EN SEGURIDAD

FRECUENTES Y REPETITIVOS ENGAÑOS EN SEGURIDAD

Compartir:

“Colmo de colmos”: En Colombia pulula una exuberante cantidad de supuestos expertos en seguridad, (muchos en realidad no lo son, son falsos), que en época pre-electoral se atreven a fungir como súper-expertos teórico-prácticos, con extensos conocimientos en la materia, motivo para ofrecer supuestos y conjeturales asertivos servicios con los que según ellos le pueden poner fin a la problemática socio-económica y de seguridad de toda la vida en el país (a la postre resultan muy buenos analistas de seguridad y lo único que hacen son recomendaciones, que quedan tan solo en el papel).

Argumentos utilizados con suma habilidad y sagacidad, para presentarse ante los políticos y sus equipos de planeación y proyección (montaje) de las campañas electorales, a donde llegan con presumibles propuestas de solución, engañando a todo mundo, por tanto en verdad lo que se han dedicado es a compilar teorías y experiencias de otras latitudes, incluso es posible que algunos hayan tenido una pequeña o mediana participación en dicho campo, razón para pretender hacer creer que con tan solo haber vivido una experiencia, ya son los súper-expertos que el tema y problemática requiere y que por tal testimonio deben ser aplicadas sus propuestas.

La mayor parte de dichos personajes son tan habilidosos, que mediante el montaje de bonitos y excelentes discursos, impresionan al auditorio colombiano, en especial y particularmente a los candidatos a ejercer cargos públicos de elección popular, quienes habidos y necesitados del servicio de verdaderos expertos para poder montar, primero su Programa de Campaña (Propuestas y Promesas), luego un verdadero y efectivo Programa de Gobierno (Obras y Realizaciones), empiezan por creer en sus tesis y manifestaciones, razón para hacerlos parte integral de sus Equipos, de allí que nunca ningún gobierno actual ni del pasado haya alcanzado los resultados ofrecidos y mucho menos los prometidos en campaña.

La verdad sea dicha, en la Interacción Social ha hecho carrera que algunos personajes desde distintas disciplinas del saber científico, al no hallar espacio y probabilidades de éxito en su propia carrera, escudriñan e intentan por otras necesidades y al encontrar en la Seguridad una oportunidad de oro para procurar lo que en su propia profesión no han podido obtener, motivo para dedicarle tiempo y recursos a la recopilación de literatura y narrativa de otras experiencias, yendo en muchas ocasiones a la fuente a verificar directa y personalmente la experiencia vivida, en donde mediante la narrativa de algunos protagonistas, escuchan y reciben información sobre formas y métodos empleados, en iguales circunstancias en toda y cuanta vicisitud o problemática se haya vivido en el lugar escogido y visitado.

Empero vale la pena recordar la premisa que reza: “Lo vivido nadie en absoluto podrá quitárnoslo”, expresiva frase que evidencia la realidad y a su vez la diferencia entre la significación de la experiencia práctica y la mera retórica o teoría, aspecto que equivale y accede a establecer una divergencia profunda entre el experticio Práctico y el Teórico, generando por supuesto mayor credibilidad, aquellos quien(s) hayan realizado las dos actividades dentro de la trayectoria profesional, siempre y cuando se le haya prestado y puesto la atención debida a tan complicada necesidad de la Interacción Social en cualquier lugar de la tierra.

Ahora más que nunca, después de transcurrir algo más de medio siglo, equidistante a una cuarta parte de vida republicana del país, cuando se aspira a ponerle fin al supuesto y conjetural conflicto armado con los grupos guerrilleros, se certifica de manera autentica la verdadera trascendencia de la Seguridad como necesidad que requiere de la extrema urgencia en su tratamiento, abordaje, administración, gerencia y gestión para poder por fin acercarnos y llegar a un verdadero cumplimiento, tema en donde se debe empezar por cerrarle toda la cabida y posibilidad a quien(s) quieran seguir con las mismas falaces formas o modelos, con los que persiguen tan solo resultados favorables a sus propios intereses, con muy baja posibilidad de éxito para los pueblos gobernados, al alejarse diametralmente del bien común y general como en realidad lo exige “El deber ser de la Seguridad”.

Saber a ciencia cierta, que de la Seguridad penden todas las otras necesidades del ser humano, para poder vivir en sociedad bajo condiciones dignas dentro de una sincronizada y estandarizada Interacción Social Humana, que ofrece a sus integrantes igualdad en condiciones, equidad y justicia en todos los campos de la vida humana, de forma tal que el Estado y sus instituciones posean el aforo suficiente (capacidad y profesionalismo), con el que en verdad puedan Mejorar las condiciones y calidad de vida de todo el pueblo, y a continuación dar el paso subsiguiente al Progreso y Desarrollo de todos en conjunto social.

Juicios deductivos que debieran aplicarse de manera inmediata (Tiempo Real), eficaz y eficiente (efectiva) de forma tal que permitan acceder a hacer los requeridos cambios en Seguridad, sin permitirle a nadie siga enredando las cosas como en efecto ha ocurrido hasta el día de hoy, dada la extensa cantidad de conjeturales expertos que fungen como tales, pero que a la postre son verdaderos y completos mercaderes de ideas que han compilado de forma particular y obedeciendo a sus propios intereses, con los que le venden su presunto producto al mejor postor, de allí que los resultados en Seguridad nunca hayan podido alcanzarse y menos estandarizarse en el país.

Los Resultados hasta hoy alcanzados en los campos social y Económico, trasladan a  axiomático el tener que exigirnos más que nunca, de donde se desprende que Colombia requiere de un cambio en Seguridad, y qué mejor propuesta que el MISER (Modelo de Convivencia y Seguridad Humana de la Realidad Compartida), Modelo efectivo que hace parte integral de la Novedosa Tendencia de Pensamiento “Realismo Social Humano” (RSH), que como resultado producto de una verdadera y muy completa Investigación Científica, ha permitido durante diez oportunidades refrendar su efectividad, con la constante de que cada vez que se le da aplicación, accede a mejorar sus condiciones en la diversidad de actividades y acciones que con toda la dinámica y en directo, dentro de las mismas vivencias accede a hacer las correcciones y transformaciones requeridas o necesarias, acorde a la situación vivida (Mejoramiento Continuo de la Seguridad).

La experiencia vivida durante más de tres décadas por parte de un oficial de policía, quien se da a la tarea de realizarle tal transformación al Modelo de Seguridad Ciudadana de toda la vida, llevándolo poco a poco y paso a paso, pues cada vez que tuvo la posibilidad de aplicarle cambios, así lo hizo, hasta convertirlo en el MISER, ese mismo que hoy se propone con toda la autoridad que le brinda la experiencia y dedicación, con el agregado de haber probado y reconfirmado su efectividad, dado que cada vez que le dio aplicación los resultados fueron mucho más cuantiosos y cualitativos, representados desde luego en mejoría en calidad de vida para toda la comunidad del lugar en donde se ejecutó el MISER.

El corolario del presente y pequeño análisis, es que al tema de la Seguridad más que a cualquier otro de la Interacción Social Humana, hay que ponerle y prestare la debida y oportuna atención con el máximo grado de seriedad, por tanto de ella penden las demás necesidades del ser humano, entonces es a lugar procurar al máximo posible cerrarle el paso y cabida a los falsos expertos, incluidos los meramente teóricos, por tanto lo que en efecto se la pasan es ensayando posibles formas, sin que nunca hasta hoy se hayan acercado a una verdadera solución, llevando de manera adversa a los permanentes fiascos y fracasos en la materia, con la persistencia de tener que vivir y experimentar las lamentables consecuencias, especial y particularmente las mayorías y más desprotegidos del sistema.

Luego no hay derecho ni disculpa válida alguna, sí sabiendo cuales son los nefastos resultados, nos sigamos aguantando los mismos modelos con los que pretenden la dirigencia, seguir abordando y manejando las diferentes temáticas que en campaña de todas las formas se comprometen a cambiar, pero que una vez inician el gobierno de ipso-facto y como por arte de magia empiezan a incumplir, con lo que se traslada las propuestas de campaña a un engaño sistemático y generalizado de toda la vida.

La transformación debemos de emprenderla de inmediato y sin pérdida de tiempo, si es que en verdad queremos experimentar un cambio rotundo en nuestras vidas, recordando que el Tiempo Real es de vital importancia, de ahí que la Disminución de Tiempos y Movimientos, sea a la par con la Participación Masiva Ciudadana estrategias que pueden facilitar y agilizar el trabajo solidario y cooperado que obligatoriamente debemos de realizar en colectivo, puesto que de dicha forma se facilita y agiliza el trabajo en cualquier época, convalidando de paso al RSH como la mejor, más económica y rápida propuesta para dar el cambio en Colombia.

 

CORONEL ® ANTONIO JOSÉ ARDILA TORRES                          CONSULTOR EN ALTOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD INTEGRAL

 

Compartir:

Deja un comentario

Cerrar menú
Translate / Traduire