¿CON QUÉ NO PUDO NI PODRÁ, O QUE LE QUEDÓ GRANDE AL GENERAL DE LAS MIL BATALLAS?

Compartir:

“Oscar Naranjo, el general de las mil batallas”, es el título del libro de julio Sánchez Cristo, que la W-Radio publicita en los actuales momentos  como best-seller; obra que surge y obedece a una entrevista personal que le hiciera el connotado periodista en relación a la vida y obra o ejecutorias del general de la referencia, nadie puede objetar de que ha sido una persona preparada y proyectada para ser Director de la Policía, los cargos desde sus inicios fueron siempre escogidos, a él nunca le tocó prestar un servicio de Vigilancia y Seguridad en la Calle, menos estar a cargo de un puesto de Orden público, siempre anduvo por las especialidades, el hecho de ser hijo de General que llega a Director de la institución, eso le ayuda y le abre puertas, con el agregado de que nadie puede negar, Naranjo en lo que tuvo que ver con su formación y estudios para hacerse profesional de policía, sobresalió entre sus compañeros, motivo para que desde el comienzo de carrera, siempre lo tuviesen en cuanta para cargos especiales, que no tenían nada que ver con la modalidad de policía de vigilancia, aquella que como cosa rara siempre es mirada y tenida en cuenta como la cenicienta (mal vista y a la que nadie en particular quiere pertenecer ni laborar, incluso sirve de castigo a nivel interno), luego a éste vital servicio, que es la razón de ser de la institución nunca perteneció y nunca le dio la real trascendencia.

Lo cierto es que como Oficial de Policía siempre estuvo en cargos de privilegio, en donde tuvo todas las posibilidades de darse a conocer ante los medios de comunicación masiva y superiores, asimismo mucho de su tiempo lo pasó en comisiones en el exterior, a diferencia del resto de oficialidad; preparándose y gozando de las prebendas que le genera los permanentes envíos a las mejores comisiones, ganando en dólares y adquiriendo conocimientos en la lucha contra el Narcotráfico y delitos de alto impacto social; lo cierto es que al hombre le dan todas las oportunidades para que se prepare, no las desaprovecha y cuando llega al grado de General, de manera sorprendente hacia el interior de la Institución Policial, viene el Presidente Uribe y lo impone sobre una veintena de Generales, lo nombra Director de la Policía contra viento y marea.

A que viene y de donde emana la inquietud del título del ejercicio de reflexión: ¿Qué le quedó grande o con qué no pudo ni podrá el general Naranjo?, cosa que así como reza el adagio dela filosofía popular: “A todo señor todo honor”, lo dicho sobre él, es que ha sido una persona formada y estructurada para ser Director de la Policía, que se trata de alguien exitoso de cierta forma en la lucha en contra del narcotráfico en exclusivo, uno de los más grandes y descomunales fenómenos delictivos que haya existido en la historia de la humanidad e infortunadamente le toca a Colombia participar como uno de los actores principales.

Con el Narcotráfico nos ha sucedido algo parecido a lo vivido en los últimos tiempos con el asunto de la paz; se le da demasiado protagonismo y se descuidan todos los demás temas y actos de criminalidad, con la existencia de una falsa creencia y garrafal error, creyendo que con solo desmovilizar y hacer dejación de armas de algunos movimientos subversivos, de inmediato y sin pérdida de tiempo se iba a alcanzar la tan reclamada y necesaria paz, cosa que no es cierta por la multiplicidad de ramificaciones, que de inmediato se desprenden cuando se firma el acuerdo o se les asestan contundentes golpes a la bandas del Narcotráfico y de guerrilla (como en efecto los dio Naranjo), debiendo de comprender que tanto en uno como en otro fenómeno delictivo, que es lo que en verdad siempre se constituyen estas dos actuaciones de los vándalos, violentos e ilegales del país, los cuales se caracterizan por tener comportamientos criminales similares, máxime sí en realidad son bandas de delincuencia organizada que debido al tráfico de  Narcóticos han alcanzado un descomunal poderío económico, de donde deriva su comportamiento de creerse súper-poderosos y que a ellos no los cobija la ley y que ninguna autoridad puede con ellos.

La historia reciente nos cuenta que fue cierto que el General como Director de la Policía dio o asestó contundentes golpes en contra de los primeros y más poderosos Carteles de la Droga en Colombia, eso nadie lo puede negar ni contradecir, empero vayamos a la delincuencia Común organizada y desorganizada o en estado incipiente, a la juvenil, ese tipo de criminalidad que en el país siempre le ha quedado grande a la institucionalidad que conforma el Estado, incluso a nuestro tantas veces referido personaje, pues cuando Director siempre centro su actividad en los grandes casos, al delito de gran impacto, con la grave equivocación (que aún persiste) de querer aplicarle la planeación de los delitos de alto impacto a los mal llamados de pequeño impacto y de cierta manera despectiva: “Pequeñas Causas”.

La supuesta diminuta criminalidad, que en realidad le ocasiona colosales daños a la gente del común (Mayorías), por tanto con la asidua actuación de los delincuentes le fastidian la vida a las comunidades, pero si solo fuese hartazgo no habría complicaciones, lo que en verdad sucede es que en forma recurrente los delincuentes les están quitando los pocos y mínimos recursos económicos a la comunidad de bien y de a píe, apelando al atraco y hurto callejero, actos criminales con los que llevan a muchos a incapacidad económica de mayores impedimentos y disminución en sus probabilidades de auto-abastecerse y superar sus necesidades, con rigurosa preocupación la alimentación, obligando en múltiples casos a muchos compatriotas y a sus familias a aguantar hambrunas, y no en pocos casos hasta quitarle la vida o lesionarles en su integridad física, de manera inexplicable y sin la existencia de justificación válida alguna, para que el Estado y los distintos gobiernos no hayan asumido hasta el día de hoy tan trascendente responsabilidad para con las mayorías, excusándose siempre en la intolerancia.

Entendamos que en el tema de la Seguridad, dada su importancia y trascendencia en la Vida de una Comunidad, el Estado, las instituciones y las mismas autoridades (personas) delegadas para tal asunto, procuran asumirla con demasiada espectacularidad, sin humildad y cercenando de cierta forma la “Participación Masiva Ciudadana”, al creer erradamente de que es un asunto de su exclusivo conocimiento (Top-Secret), yerro que es convalidado con “La Participación Comunitaria”, ya que hacen exclusiones y solo invitan a los amigos que les favorecen hablando bien de sus ejecutorias, decisión con la que se están haciendo un mal muy grande al emplear tal estrategia, medio y mecanismo; óigase bien, de continuar con dicha costumbre, nunca van a conocer ni a estar en capacidad de saber cuál es la realidad vivida y mucho menos las verdaderas realizaciones, pues solo viven de apariencias como ha sido la costumbre perenne, derivada del sempiterno maquillaje de estadísticas.

Una prueba manifiesta y fehaciente de la forma en que actúa la delincuencia en el diario acontecer en todo el territorio colombiano, aquella que nuestros entes competentes y altos ejecutivos, la rotulan de modo desdeñoso como Pequeñas Causas y de Bajo o Insignificante Impacto, dando la impresión de que la consideran como de segunda, tercera o cuarta categoría, en concepción de boba y sencilla, que no merece que sus majestades encumbradas y encargadas de la seguridad pierdan su precioso tiempo en cosas baladíes y sin importancia, actuaciones al extremo erradas con las que en verdad logran: Estratificar el Delito, los delincuentes, la Seguridad y la Justicia, gradación que viene incursa en las mismas leyes y los códigos; ejemplo de ello fue una noticia de uno o dos años atrás, en donde los medios de comunicación masiva, con toda las vanidad y parafernalia lanzan la noticia: “Creada en Colombia la CIA para los delitos Menores o Pequeñas Causas”, anunciando una Plataforma Tecnológica de última Generación; evento que denota el total desconocimiento e improvisación en la materia (vuelvo y repito, se perdió la plática), tema del que nunca se vuelve a hablar ni escuchar nada.

Tratemos de no extender esta discusión, busquemos sintetizarla al máximo, y ello se hace posible con tan solo hacernos unas preguntas de fácil respuesta:

  • ¿Por qué si Naranjo fue tan exitoso, habrá hoy toda esa extensión del Narcotráfico en Colombia, más de 200 mil hectáreas de siembras de coca, nunca antes vistas y esa proliferación de Bandas Organizadas de Narcotráfico, empezando por las conocidas BACRIM, que son solo una pequeña muestra de todas ellas?
  • ¿Si su época como Director de la Policía Nacional de Colombia fue tan exitosa, por qué motivo, razón o circunstancia, las mayorías del país son más pobres todos los días?, sabiendo que la Seguridad debe obligatoriamente, aportarle primero al Mejoramiento de la Calidad de Vida, y luego al progreso y desarrollo de todos los colombianos, y si no es así, no se está haciendo nada.
  • Que nos diga franca y abiertamente: ¿Por qué durante su Dirección, no se establece una Planeación Correcta e Indicada para los mal denominados delitos de Bajo Impacto o Pequeñas Causas, sino que siempre se dispuso aplicar la misma Planeación y proyección, empleada para los delitos de alto impacto?
  • En últimas: ¿Qué le cuente a los Colombianos por qué no se ha hecho una Investigación Científica en el tema de la Seguridad Pública, que permita comprobar la validez, el estado y grado de actualización en el que se encuentra el Modelo de Seguridad Ciudadana por siempre utilizado en Colombia, con mayor razón si nunca se han logrado los resultados que reclama la comunidad?, proponiendo desde ya que participen verdaderos expertos directos y no de escucha o de recopilación de información sobre experiencias vividas en otros lares, quienes lo único que pueden hacer es transmitir lo que les contaron o leyeron.
  • ¿Por qué todos los gobiernos presentarán siempre datos estadísticos favorables, desconociendo Realidades (calamidades) que padecen permanentemente las desamparadas Mayorías?
  • Y a Santos que nos diga: ¿Por qué la Paz está saliendo más cara que la supuesta guerra que librábamos con las FARC? Pudiéndole de inmediato responderle: Porque no se ha cambiado el Modelo de Seguridad; y eso es lo que precisamente va a hacer Ordoñez una vez asuma la Presidencia de la República.

A fin de cerrar ésta pequeña pero notable disertación, sobre el candente tema de la Seguridad en Colombia, propongámosle al gobierno actual, en particular al Presidente y Vice-Presidente; haciéndoles saber que de seguir con la aplicación y práctica del mismo desactualizado, retrasado, inapropiado, inoperante, incapaz e inservible Modelo de Seguridad Ciudadana de siempre, están condenando a los colombianos al perenne estadio de pobreza extrema, violencia y delincuencia e Inseguridad rampante de toda la existencia.

Notificándoles que la sociedad está plenamente enterada y persuadida, en especial los verdaderos expertos que se han preocupado por encontrarle solución y que en consecuencia la construyeron acorde a Realidades, motivo para proponer un reto y a la vez desafío en el buen sentido de la palabra, en donde se les puede apostar desde ya y con antelación, que los resultados a alcanzar en lo que queda del Gobierno Santos, serán de parecido fracaso a los de toda su administración, con las correspondientes secuelas en crecimiento de la pobreza, la violencia y la delincuencia en todas sus formas (se van a perder muchos esfuerzos y la plática, ojo que a la postre esto es despilfarro y derroche de presupuesto); una apuesta de tales condiciones debería culminar en abandonar y retirarse de cualquier actividad política en caso de no solucionar el tema de la Inseguridad; de otra parte permitir que quien(es) tengan la solución la ponga en ejecución con similar compromiso de inhabilidad y muerte política por incapacidad y engaño, en el evento de no darse los resultados prometidos.

CORONEL ® ANTONIO JOSÉ ARDILA TORRES                                                                                                     CONSULTOR DE ALTOS ESTUDIOS EN SEGURIDAD INTEGRAL

 

Compartir:

Esta entrada tiene 94 comentarios

    1. Mil gracias lo hago con todo gusto y cariño por el Cambio; en e 2019 tendremos nuestro primer foro mundial . AJA.

    1. Debemos gozarnos la gran Fiesta por el Cambio con el RSH hacia el CSH. Un abrazo AJA.

Deja un comentario

Cerrar menú
Translate / Traduire