PANORAMA Y FUTURO OBSCURO E INCIERTO PARA LA SEGURIDAD EN COLOMBIA

Compartir:

¿QUIÉN MÁS QUE LOS MISMOS COLOMBIANOS, PODRÁN SER LOS MEJORES Y MÁS GRANDES TESTIGOS DE EXCEPCIÓN, QUE PUEDEN DAR FÉ SOBRE EL ATRASO Y TOTAL DESBARAJUSTE DE LA SEGURIDAD EN NUESTRO PAÍS?

Interrogante válido para dar inicio al presente ensayo, al tornarse en consuetudinaria costumbre, hábito y tradición de nuestro diario acontecer de la Interacción Social Humana en Colombia, observar cómo al Estado y su institucionalidad le quedan grandes o sus funcionarios son ineficientes, incapaces e incompetentes en el conocimiento, administración y gerencia de las necesidades del pueblo, en particular de la Seguridad, de ahí que sea común y corriente la repetición de noticias similares en los diversos medios masivos de comunicación, entre muchas más:

  1. La realización de nuevos y repetitivos Consejos extraordinarios de Seguridad presididos por equis (X) o Ye (Y) personaje, autoridad, alto ejecutivo, Director, Ministro o Súper-Ministro, incluido el mismo Presidente, dependiendo del escándalo y grado de terror que estén ocasionando los malhechores con sus actuaciones delictivas, la población afectada y la cantidad de veces que se haya intervenido el lugar con la misma medida.
  2. Constantes propuestas de presuntos renovados ensayos o supuestas pruebas piloto, anuncio con el que sobreviene una copiosa cantidad de promesas relacionadas con que ahora sí viene la solución, verbigracia lo que ocurre actualmente en la ciudad de Bogotá y en muchos lugares del país, en donde la Policía y los político-administrativos promulgan y publicitan la misma tristemente afamada Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, que muy a pesar de los malos y pésimos resultados en contra como siempre de la mayor parte de población (clases media y pobre), tienen la osadía de replicarlos con intensidad, llegando al colmo de volver a improvisar ahora con los tales Cuadrantes Móviles, dispositivos a los que según sus propios dichos le van a colocar valor agregado, pues plantean que le proporcionarán todo un mundo y variedad de especialidades, supuestamente para que las cosas cambien muy rápido en favor de la Seguridad de los colombianos, con cierto parecido a la fábula Infantil “El Pastorcillo Mentiroso”, ya que son innumerables los anuncios sobre mejoría en la Seguridad desde tiempos remotos en los distintos gobiernos del pasado y nada que los puede vivir la sociedad, nunca han llegado los repicados publicitados resultados, quedando siempre en tan solo promesas y ensayos.
  3. Las terroríficas Casas de Pique o de Descuartizamiento de seres humanos en Buenaventura, acontecimientos de los que se puede mencionar que así sean de incomprensibles dimensiones para cualquier ser humano en el planeta tierra, da la sensación que para los colombianos, en particular sus autoridades se ha transformado en algo normal y rutinario, que no les ocasiona el suficiente interés, pues se les escucha en muchas ocasiones tratar de justificar su incompetencia, inactividad, inoperancia y falta de resultados positivos en favor de la comunidad, al manifestar que se trata de un ajuste de cuentas o de una lucha entre delincuentes, emiten un mensaje equivocado pues dan cierta sensación de merecer la suerte y destino al que llegan, dejando un tinte o tufillo de que no les importara o que quienes fallecen de tal manera tienen merecida su muerte, incluso que no hay que ponerle mucha atención ya que quienes llegan a tan fatales consecuencias son personas que se dedican a practicar la filosofía del mal, grave y craso error que desde ningún punto de vista tiene validez ni justificación, pues el Estado, sus Instituciones y las Autoridades tienen como sagrada función y misión Constitucional y legal, la obligación de actuar para evitar todo tipo de hechos delictivos o contravencionales que puedan presentarse entre conciudadanos y que de alguna manera afecten el normal desarrollo de la Interacción Social Humana, convirtiéndose en paralelo en un obstáculo infranqueable y repetido que impide Mejorar la Calidad de Vida de los colombianos y por ende su Progreso y Desarrollo.
  4. La copiosa cantidad no solo de Hurtos, sino de toda clase de delitos en sus múltiples formas y modalidades cometidos a toda hora y momento por la delincuencia común organizada, empero con mayor fastidio los ocasionados por la delincuencia desorganizada en todos los lugares del país, con superior incidencia e ímpetu en las ciudades y lugares públicos, incluso en los privados y particulares, que debido o dada la dureza y rigor con que son cometidos generan en la comunidad pánico generalizado, en paralelo a un rechazo total y diametral de sus autoridades, en tanto que las cosas no cambian en favor de la comunidad, dando no solo la sensación y percepción, sino que se ha convertido en una situación crítica de rutina y tradición en donde siempre la delincuencia hace de las suyas en contra de la sociedad de bien, hechos que ponen en grave situación de riesgo y amenaza permanente hasta la propia vida de los colombianos, encontrándonos frente a unas autoridades en constante y abierto anuncio de promesas de nuevas copias, ensayos y agregados, sin que hasta el año 2017 se alcancen en verdad resultados reales y menos contundentes en contra de la delincuencia en todas sus manifestaciones, aspecto que siempre ha coadyuvado a la permanencia de las mayorías en el estadio de fracaso y en especial al enquistamiento de la pobreza extrema sobre estas mismas.
  5. Los publicitados Planes de Choque que deben improvisar y desarrollar de forma repetida con carácter de extrema urgencia ante los negados, pocos e inexistentes logros en todo tiempo y lugar, verbigracia el realizado recientemente para finales del año 2014, ordenado por el propio Presidente Santos, el cual obedeció precisamente a las constantes quejas y reclamos de los colombianos por falta de resultados en Seguridad, representados en el incremento de las acciones delincuenciales y en la Inseguridad reinante en las principales ciudades del país, en donde según el mismo Santos reconoce se concentra la mayor cantidad de actividades delincuenciales acorde a datos estadísticos, detrimentos que al 2017 siguen en aumento, no han encontrado solución ni forma de parar tan alarmante situación.
  6. La verdad es que no terminaríamos de enumerar la cantidad de acciones delictivas que de manera permanente son motivo de noticia en los diversos medios de comunicación masiva, su variedad es sencillamente impresionante, todos los colombianos somos testigos de excepción, incluso muchos ya no queremos enterarnos ni saber nada de acciones negativas (delictivas) sucedidas en el país, hoy en gran parte de la población las noticias generan cierto rechazo al estar cansados de tanta violencia, al haber transcurrido nuestras vidas escuchando a toda hora acciones violentas en contra de muchos semejantes, motivo para procurar no seguir escuchando que las cosas en seguridad siguen y mantienen la misma tónica y proyección de incremento acelerado, actitud que de cierta forma le ayuda y colabora a la delincuencia, puesto que al no enterarnos tan siquiera de lo que ocurre a nuestros alrededores, vamos a desconocer las modalidades y artimañas que de manera frecuente utiliza e innova la delincuencia, dando lugar a no poder tan solo tratar de auto-protegernos acorde a capacidades y particularidades de la situación presentada.
  7. Tampoco puede negarse que con suma frecuencia las autoridades presentan ante los medio resultados obtenidos y alcanzados en desarrollo de todas las actividades que atienden a diario en cumplimiento a la Función y Misión Constitucional que reza: “Proteger la Vida, honra y bienes de los residentes en Colombia”, tarea supremamente difícil en nada fácil, todo lo contrario embarazosa labor que bien podríamos sin lugar a duda alguna entrar a considerarle como un Imposible con el Modelo de Seguridad Ciudadana por siempre empleado, presupuesto lógico dado su estado de atraso, fuera de contexto, obsolescencia y el grado de inservible al que ha llegado, no solo lo convierte en incapaz, incompetente, inoperante, sino que contiene y se ha transformado en obstáculo infranqueable que en lugar de agregarle valor se lo resta en inconmensurables dimensiones con descabellados costes, llevando incluso tanto al Estado, su Institucionalidad y Funcionarios (autoridades) a que el Constituyente Primario con toda la razón les califique y considere de la misma forma y calidad de Incompetentes, incapaces, inoperantes e improductivos.
  8. Los anuncios reiterados de gobierno, en particular de los político-administrativos, con los cuales dan cuenta de exorbitantes sumas de dinero procedentes del fisco nacional, departamental y municipal que serán invertidos en Cámaras de Seguridad y un sin número de dispositivos de tecnología de última generación, los cuales según sus propias palabras se instalarán de forma masiva en distintas ciudades del país, en donde según sus propias estadísticas se presenta la mayor afectación en índices delictivos, dotaciones que obedecen más al capricho y concepción de los propios políticos y sus asesores teóricos, omitiendo y desconociendo abierta y totalmente cualquier tipo de estudio de los verdaderos expertos teórico-prácticos que puedan existir en el medio, sin que a la fecha de hoy se le haya trabajado a la Estandarización, Estabilización, Adecuación y Sincronía de Procesos y Procedimientos en el tema de la Seguridad, en procura de encontrar una verdadera Entronización y absoluta Simultaneidad entre dichos Procesos y Procedimientos con la Tecnología Aplicada, recordemos y no olvidemos fechas principios del 2015 hacen ofrecimientos de inmensas partidas para invertir en cámaras, tengámoslas presentes para un futuro análisis de resultados en próximos años.
  9. Las inquebrantables, insinuadas e intactas propuestas de siempre en donde plantean supuestos nuevos proyectos en todas las necesidades con especial énfasis en Seguridad, acciones que procuran realizar sin distinción en todos y cada uno de los nuevos periodos de gobierno, convirtiéndole a la postre en algo habitual que los conjeturales nuevos administradores y ordenadores del gasto, acostumbran a realizar por aquello de las malas prácticas políticas a las que nos han acostumbrado (politiquería), razón para que de manera perenne abandonen y echen por la borda las ejecutorias de sus antecesores, buscando al máximo y por todos los medios desprestigiar y hacer quedar mal a quien reemplazaron, con mayor veras si pertenece a partido o movimiento político contrario al suyo, actuaciones que demuestran su llegada al cargo sin preparación ni profesionalismo alguno, lo mismo que los intereses mezquinos e individualistas de su proyecto de gobierno, dedicándose desde luego a manejar el Estado, sus Instituciones y Necesidades a su antojo y capricho, dando la impresión de que estuviesen administrando una finca de su propiedad, se dedican a improvisar, a mirar que pueden hacer para que su conjetural administración no sea un completo y absoluto desastre, como en realidad lo es al final de los cuatro años, o si no fuese de esa manera revisémosle y preguntémosle a Petro sobre su calamitoso gobierno en Bogotá, incluso en la mayor parte de administraciones.

Esa falta de preparación e ignorancia en el tema le imprime intensidad en la repetición, pues cada vez que se presenta un sobresalto y salida de los cauces normales en Seguridad, representada en Inseguridad, de inmediato y sin pensarlo mucho salen los político-administrativos acompañados de los altos ejecutivos de la Fuerza Pública a presentar promesas de incremento en dotaciones de elementos, nuevas instalaciones, vehículos, tecnología, aumento en planta de personal, reformas y creación de nuevas normas coercitivas, medidas que casi siempre las ofrecen en los repetitivos y rutinarios Consejos Extraordinarios de Seguridad en el lugar afectado, en donde no escatiman las promesas, se sobre pasan en obras y suministros, para llegar a un final de periodo con los mismos resultados de siempre, logrando frenar el accionar delincuencial por un periodo de tiempo muy corto, en tanto que rápido más temprano que tarde, vuelve a reincidir la presentación de la diversidad de conductas punibles y contravencionales que provocaron el anterior Consejo de Seguridad.

Igualmente es evidente que la comunidad durante toda su existencia reclama o exige mejores y mayores resultados en el tema, de similar manera y como respuesta durante toda la vida el Estado, sus instituciones y los funcionarios que las representan o que han sido nombrados por el mismo pueblo para tal legado, presentan algunos resultados, con los que siempre procuran hacer ver que le van ganando el pulso y partida a su oponente la Inseguridad en todas sus representaciones, sin que hasta la fecha de hoy hayan podido obtener, menos alcanzado una verdadera satisfacción en su cliente externo (la ciudadanía), por el contrario siempre hay reiterados reclamos por los resultados contrarios y adversos a las expectativas que aún conserva el pueblo de sus autoridades, encontrándonos siempre con que pasa el tiempo de forma inexorable y nada que lo logramos, de manera opuesta la copiosa cantidad de acciones delincuenciales en donde aflora la constante innovación de los delincuentes para burlar y esquivar la actuación de la autoridad, se pone de manifiesto en la acumulación desproporcionada en cantidades de hechos delictivos cometidos en el país, que luego son publicitados por los distinto medios y que en su mayor parte de veces quedan en total impunidad, ocurriendo o presentándose la constante de ser mucho más copiosa la cantidad de los impunes, que los conocidos y debidamente manejados, tratados y castigados correctamente como lo estatuye la Legislación Colombiana.

Asimismo es innegable que la acción descrita se ha transfigurado en un perverso círculo vicioso de nunca acabar, repitiéndose con mayor persistencia en los últimos tiempos, al tornarse en costumbre repetitiva escuchar y ver en los diferentes medios a altos ejecutivos dando entrevistas y reportes cada vez que se altera el normal desarrollo de la Interacción Social humana, situación que al concurrir la intervención de la delincuencia en las distintas modalidades se afianza lo que en verdad se denomina Orden Público, en tales conferencias lo que a la postre y en verdad salen los ejecutivos ante los medios al no alcanzar los resultados esperados y mucho menos los exigidos, es a tratar o a intentar justificar los pésimos o malos resultados, de allí que aparezcan las verdades a medias y las mentiras representadas en el maquillaje que con cierta insistencia le dan a los datos estadísticos en Colombia, cometiendo uno de los más garrafales errores por cuanto a pesar de que el pueblo les hace ver a toda hora su insatisfacción por los pésimos y negados resultados, ellos (las autoridades) hacen hasta lo imposible en procura de demostrar lo contrario, de ahí que se hayan inventado las Concepciones de Percepción y Sensación de Seguridad e Inseguridad.

Conceptos apócrifos instaurados por las autoridades más no por la comunidad, reflejándose en ellos de modo tácito que su creación obedece a procurar quedar bien a toda hora, ya que cuando no alcanzan los verdaderos resultados exigidos (estado de Seguridad absoluta), muestran y publicitan algunos apresurados e imprecisos producto de improvisados planes, que a la larga obedecen más a los sobresaltos en inseguridad, que a la misma planeación y proyección, nociones que brillan por su completa y absoluta ausencia en gran parte de su actividad, oficio y profesión, máxime si con y a través del Modelo de Seguridad Ciudadana de hoy y de siempre, las autoridades e instituciones competentes viven y permanecen a todo instante apagando incendios, producto de la misma improvisación de toda la vida, luego lo lógico y sensato es que la problemática les haya cogido una amplia ventaja, configurándose en un imposible de alcanzar con el Modelo de marras, de ahí que lo exigido o reclamado por el pueblo se incumplan en toda administración.

Argumentos que justifican ampliamente la necesidad urgente de hacer cambio de Modelo, proponiendo para dicho y trascendental Propósito, asunto que tal vez hoy sea el de mayor importancia dentro de la Interacción social Humana en Colombia, al comprender que es real y verdadero que de la Seguridad estriban las demás necesidades, razón para proponer el Novedoso MISER (Modelo de Convivencia y Seguridad Humana de la Realidad Compartida), en tanto que fue Construido y es producto de una seria Investigación Científica realizada durante tres décadas en paralelo con la carrera de un servidor público, su desarrollo se hizo en vivo y en directo sobre la marcha de la Seguridad en diferentes tiempos y regiones del país, mediante el empleo de la técnica Observación Directa al Modelo de Seguridad Ciudadana y del Método Experimental: “Ensayo-Error-Corrección”, por cuantas veces se hizo necesario su utilización hasta lograr óptimos resultados, procurando luego avalarlo con el Método de Enseñanza-Aprendizaje: “Aprender Haciendo y Demostrando” generando con tales acciones paralelas alta efectividad y versatilidad.

Certificaciones corroboradas con y por los beneficios obtenidos en diez ocasiones y lugares diferentes en donde fue puesto en práctica el MISER, con el agregado de que cada vez que se ejecutó de nuevo (similar a volverlo a construir), los resultados o logros positivos, fueron siempre en aumento, con la tendencia a alcanzar en paralelo mayor cantidad y calidad en todos los logros por igual, pudiéndose demostrar que las distintas unidades y personas que participaron en dicha empresa (Trabajando en Equipo) con el transcurrir del tiempo y dada las prácticas reales, se fueron profesionalizando y capacitando al máximo, aspecto fundamental que ayuda a que los éxitos sean rotundos y de amplio conocimiento público, ya que esa esas en preciso son sus más grandes estrategias: “Participación Masiva Ciudadana” e “Información Pública”, para facilitar las cosas y el trabajo al máximo posible con el MISER, aspecto alcanzado de forma fácil en Tiempo Real y Record.

Lo cierto es que eleva el porcentaje de probabilidades de éxito (el más alto de toda nuestra existencia), pudiendo desde ya por anticipado vaticinar y emplazar a todo el pueblo colombiano a que sea fiel testigo de los trascendentes y fundamentales cambios que se lograran con el MISER, ya que al haberlo construido en vivo y en directo acorde a la complicada problemática que en Seguridad ha vivido Colombia durante el pasado siglo, representa una de las únicas y exclusiva propuesta de la cual se tenga noticia que exista o se halle en el medio de la Seguridad en todo el mundo, al menos no se tiene noticia alguna que diga lo contrario, corroborándose con los mismos resultados a nivel universal, pues los logros en el tema en todas partes ponen a dudar sobre las verdaderas capacidades y competencia de los Estados, sus Instituciones y Autoridades.

La crisis Socio-Económica de hoy y del pasado es sin lugar a dudas una de las consecuencia directa y lógica e inevitable de lo que en realidad representa el Modelo de Seguridad  Ciudadana y sus Resultados, luego nadie en absoluto en Colombia puede poner en duda o tela de juicio la concepción que tiene todo el pueblo sobre: La democracia, su Estado, la institucionalidad, el modelo y las autoridades que por encargo Constitucional les corresponde el trascendental y vital asunto de la Seguridad, tema del que irremediablemente penden las demás necesidades, luego sin ir tan lejos y sin tapujos, he aquí una de las causas y argumentos más grandes y de mayor peso para que en nuestro país se haya enquistado la Pobreza Extrema, la Violencia y delincuencia de todo género o Modalidad, de ahí también radica y deriva su máxima trascendencia e importancia dentro de la Interacción Social Humana.

En tanto la política no ha podido conseguir de ninguna forma los resultados por siempre prometidos en campaña a su pueblo, a pesar de las permanentes copias y ensayos de modelo de otras latitudes, lo sensato sería que la Economía y la Academia entren en sensatez y comprensión de su función en favor del Mejoramiento de la Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo de todo el pueblo en conjunto social sin exclusión de nadie, proponiendo lo más rápido posible un cambio profundo y radical de la situación actual, máxime si ninguno de los Sistemas hasta hoy empleados en el mundo se puede calificar como exitoso o de trascendentes resultados, ya que en todos ellos se sufren y viven las mismas enfermedades socio-económicas (tanto en la tendencia de Izquierda como la de derecha y centro), en todos los modelos de organización indistintamente se presenta la misma o igual exorbitante pobreza extrema extendida siempre sobre las inmensas mayorías, mientras del otro lado el poder, los ingresos y riquezas van y están destinados para los pocos que conforman las minorías, sobreviniendo por supuesto las desigualdades y las exclusiones.

Lo anterior fundamenta la propuesta del RSH a la economía como ciencia del saber científico y en especial a la Academia como forjadores de profesionales que deben procurar a toda hora y momento Mejorar la Calidad de Vida de todos los seres vivos con presencia en la tierra, asimismo como generadores e impulsadores de nuevos conocimientos y de otras ciencias que puedan entrar a ayudar en la encomiable tarea de cambiar nuestro mundo y medio por uno más favorable, equitativo, igualitario y lo más justo posible, diferenciándole del que por obligación nos ha tocado vivir sin ninguna otra posibilidad, de ahí la decisión de presentar la Propuesta del RSH (Realismo Social Humano) como novedosa tendencia estructurada desde la visión, óptica y realidad de la Seguridad, convertida ahora en Humana para empezar por darle un vuelco y transformación, procurando al máximo acercarla al Humanismo, para de paso y en concomitancia modernizarla allegandola a la concepción de Ciencia Compleja y Exacta, pudiendo así por fin garantizar absolutos y rotundos éxitos, ayudados desde luego por el empleo de tecnología de la más reciente generación de manera ponderada planeada y proyectada, no a lo loco y sin compasión como se hace hoy.

Pidámosle a Dios que ilumine a la Academia, haciéndole entrar en razón y sensatez para que ayude a Salvar a Colombia con la Participación de todo el Pueblo, en procura de hacer olvidar de plano las enfermedades sociales: La envidia, la avaricia, el chisme y la mentira, para luego convencer a todo mundo sobre la importancia de conocer y digerir el RSH (Realismo Social Humano), pero ante todo ponerle en ejecución y práctica en el diario acontecer de nuestras vidas, con prelación en lo Colectivo.

El cambio que formalizaremos con el RSH y la Participación Masiva Ciudadana en el sentido tema de la Seguridad, trata nada más ni nada menos que de transformar y ubicar a nuestro país como uno de los más Seguros del mundo en Tiempo Real y Record, momento a partir del cual sobreviene con suma facilidad y rapidez el progreso y Desarrollo para todos. El RSH y sus componentes puestos en ejecución, equivale a una verdadera apertura en Socio-Económico en Colombia. Nunca olvidemos que con poco sí se puede hacer mucho más.

CORONEL ® ANTONIO JOSÉ ARDILA TORRES                                                                                                     CONSULTOR EN ALTOS ESTUDIOS DE SEGURIDAD INTEGRAL COMPARTIDA

Compartir:

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. Cordial saludo. buen día.
      Tranquilidad y paciencia que viene mucho más.
      Nos agrada que nos consideres y aceptes como blog informativo.
      Te pedimos de corazón ayuda en transformar dicha información en viral a nivel universal, de manera que mucha más gente pueda utilizar nuestra información. Recuerda el lema: “Ayudemos a ayudar, ayudándonos todos. Un abrazo AJART

Deja un comentario

Cerrar menú
Translate / Traduire